REFUERZOS ESTRUCTURALES

¿Qué podemos hacer cuando un inmueble se está deteriorando?

Refuerzos estructurales

La verdad es que es una situación que, en la mayoría de los casos, se ha de producir tarde o temprano, bien porque el inmueble ha sufrido graves daños como consecuencia de una catástrofe natural, bien por el propio paso del tiempo. Sea por el motivo que sea, se hace imprescindible que el inmueble vuelva a estar operativo.


Hay muchas formas de lograrlo, pero pocas suelen dar los resultados de los refuerzos estructurales.

Tipos de refuerzos estructurales

Con independencia del material empleado, el objetivo de este tipo de refuerzos siempre será modificar la estructura del edificio para aumentar, de este modo, su resistencia y rigidez. Para ello podemos emplear muchos materiales, pero los que se emplean con una mayor frecuencia son:

✔️Acero. Un material de gran fortaleza que incrementa la capacidad de carga de los elementos de un edificio. Otra gran ventaja que tiene es que reduce enormemente el tiempo necesario para llevar a cabo su instalación, puesto que no requiere realizar labores de desmontaje en la estructura y los operarios de las fábricas tienen un gran control sobre el resultado final. De este modo, se puede adaptar fácilmente a las necesidades de cada estructura. De hecho, la personalización es otro factor a favor de este material, ya que, al utilizar láser, puede ser modificado fácilmente.

✔️Madera. Un método muy empleado en los países occidentales debido a la abundancia de este material. Las piezas que se van a usar también se pueden personalizar, en lo que se refiere a sus dimensiones. Las piezas verticales de madera se han de unir a la cimentación o base de hormigón. A estos elementos, conviene que añadamos piezas metálicas de refuerzo en las paredes de los niveles superiores de la edificación.

✔️Fibras de carbono. Un material quizás menos conocido que los anteriores, pero que se está abriendo paso en el mercado de los refuerzos a una gran velocidad. El material en cuestión viene formado por fibras de una gran resistencia reforzadas por la adición de una sustancia adhesiva, preferiblemente la resina epoxi. El objetivo es que el producto resultante se adhiera externamente al elemento que tenemos que reforzar, trabajando a tracción. La mayor o menor resistencia de este material se determina en función de factores como el número, la calidad y la orientación con que se han insertado las fibras.

Refuerzos estructurales con empresa de confianza

Para que los refuerzos estructurales de un edificio surtan efecto, se debe dejar su instalación en manos de profesionales. En PRAL Ingeniería y Obra Civil S.L., estamos acostumbrados a este tipo de trabajos. Nuestro número de teléfono es 911 280 013 y nuestra dirección de correo electrónico es comercial@pralingenieria.com. Contacta con nosotros.


Descubre algunos de los trabajos que hemos realizado.

Para más información o para pedir presupuesto ponte en contacto con nosotros.